ninosricospobrepadres
596 poze   29877 vizite

Carmen Villalobos

Pagini: 1 2 ... 6
2cda885
2cda885
1entzd
1entzd
11viw
11viw
22x94o
22x94o
23rvbqs
23rvbqs
5889_107285154930_107284159930_2006663_4828749_n
5889_107285154930_107284159930_2006663_4828749_n
5889_107285164930_107284159930_2006665_5384732_n
5889_107285164930_107284159930_2006665_5384732_n
10861lg
10861lg
20349_473901365318_473896825318_11183372_1040641_n
20349_473901365318_473896825318_11183372_1040641_n
23525_105870816119308_103836562989400_48422_2133975_n
23525_105870816119308_103836562989400_48422_2133975_n
23525_105870796119310_103836562989400_48417_2541480_n
23525_105870796119310_103836562989400_48417_2541480_n
23525_105870799452643_103836562989400_48418_2268431_n
23525_105870799452643_103836562989400_48418_2268431_n
Pagini: 1 2 ... 6


Comentarii album • 2
anonim
elizaBeth 13 august 2010  
e super...isi joaca rolurile foarte bine in toate telenovele....o adorrrr
  Raportează
NinosRicosPobrePadres 23 iunie 2010  
Villalobos es considerada como una de las actrices jóvenes más reconocidas en televisión hispana en la actualidad. Siendo la novela ‘Sin senos no hay paraíso’ su primer protagónico, esta bella actriz demostró un gran profesionalismo al interpretar a Catalina Santana en esta historia que cautivó a la audiencia.

Originaria de Barranquilla (Colombia) Villalobos inició su carrera en el programa infantil ‘Club 10’. Su incursión en las telenovelas se da en ‘Amor a la Plancha’, seguida por ‘Dora la Celadora’. En el 2005, se lanzó al mercado internacional cuando participó en ‘La Tormenta’ interpretando a la ciega Trinidad Ayala y en el 2006 se integró al elenco de ‘Amores de Mercado’. En el 2008, gracias al éxito de ‘Sin senos no hay paraíso’, Carmen realizó una extensa gira de promoción por los Estados Unidos y firmó un contrato de exclusividad con la cadena Telemundo.

Carmen también ha incursionado en el teatro, destacándose en las obras ‘Taxi 2’, ‘Nos vamos o nos venimos’ y ‘Todos Podemos Cantar’.

Su paraíso son su carrera y su familia. Al parecer, encarnar a Catalina estaba en el camino de la actriz colombiana Carmen Villalobos (de 25 años), pues antes la llamaron para audicionar en la serie ‘Sin tetas no hay paraíso’ (la primera versión que hizo Canal Caracol, en 2005), pero no aceptó porque estaba grabando la telenovela ‘La Tormenta’. Y después de haber protagonizado ‘Sin senos no hay paraíso’, la actriz confiesa que esa novela le abrió las puertas de la cadena estadounidense Telemundo, para la cual ahora graba ‘Niños ricos, pobres padres’, con quien comparte rol protagónico, con su novio Sebastián Caicedo.

-¿Cuál es tu papel en ‘Niños ricos, pobres padres’?
Soy Alejandra, una niña que sabe lo que quiere, tiene carácter, personalidad, echada para adelante. Vuelve de Estados Unidos a su país y se enfrenta a violaciones, droga, sexo y alcohol. Alejandra es un aniña buena, pero con carácter.

-¿Cómo le afecta la presión de grupo a tu personaje?
Muchísimo porque se enfrentó a cosas ajenas, que nunca había visto, como lo son las drogas, las violaciones en un colegio tan prestigioso, ver a un hijo de un mafioso, etc. Mi personaje vivió cosas muy fuertes de la vida, que ocultó a su madre para no afectarla, y tendrá el apoyo de sólo de dos o tres amigos porque todos los demás estarán en su contra. Aunque ella se enfrentó a estas cosas tan duras.

-¿Cómo ha afectado tu personaje de Alejandra en la forma que ves las cosas hoy en día?
Cuando empecé a ver libretos y a desglosar la historia, me di cuenta de que viví algunas cosas con mis amigos y por el mundo en el que me desenvuelvo. Pero, esta historia me ha gustado porque creo que la mejor forma de combatirlo es contándoselo al público.

-¿Qué consejo le darías a los adolescentes de hoy en día?
A la juventud le daría como consejo que tuvieran mucha comunicación con los padres, y que los padres hablen también con sus hijos. A veces nos dejamos influenciar por los amigos, la televisión, la prensa; por eso, debemos tener una buena relación entre padres e hijos.

-¿Cómo animarías a los televidentes para que vean ‘Niños ricos, pobres padres’?
Es una historia que trata la problemática de los jóvenes. Está muy bien escrita, muy bien realizada y muy bien dirigida. Entonces, se han podido abordar temas muy fuertes que se han hecho sin ánimo de ofender a nadie. Y tanto padres e hijos podrán sentarse juntos para disfrutar de esta novela.

-¿En qué se diferencia Alejandra (de ‘Niños ricos, pobres padres’) a Catalina (tu personaje en ‘Sin senos no hay paraíso’)?
Se diferencian en muchísimas cosas. Catalina no tenía personalidad y se dejaba influenciar por los demás, lo único que la importaba eran las cosas materiales y el dinero, aunque tuviera que venderse al mejor postor. En cambio, Alejandra es todo lo contrario, es una niña que piensa, tiene responsabilidad y sabe lo que quiere en la vida, enfrentándose a un mundo lujos y dinero, no dejándose deslumbrar por todo eso.

-¿Temes que te encasillen en los roles de niña linda y pícara?
No. Con mi trabajo he demostrado que tengo mucha madera.

-¿Qué significa para ti ‘Niños ricos, pobres padres’?
Significa mi primer protagónico como exclusiva de la cadena Telemundo. Con un gran elenco, grandes amigos y grandes directores. Además, estoy al lado de mi novio, al que admiro, Sebastián Caicedo, mi co-protagonista en la novela.

-¿Y qué lugar ocupa ‘Sin senos no hay paraíso’ en tu trayectoria artística?
El más alto. Se hablará de un antes y un después en mi trayectoria, pues el papel de Catalina es muy fuerte. La televisión implica mucha rapidez, y a la vez, hacerlo bien; no es fácil por lo complejo que es el carácter de Catalina. Es una niña que quiere ser mujer y a la vez tener poder, por lo que no mide los riesgos que toma sino hasta que estos se vienen sobre ella.

-¿Cómo llegaste a ‘Sin senos no hay paraíso’?
Antes trabajé con RTI-Telemundo. Llevaba como siete años en la actuación y se dio la oportunidad de hacer el casting y este fue larguísimo, que duró casi un mes.

-¿Por qué se extendió tanto?
Porque era un proyecto al que le querían meter toda la ficha. No querían equivocarse con la protagonista. Me audicionaron desde la primera vez e iban como descartando hasta que me escogieron.

-¿Cuál era el perfil que buscaban?
Fue difícil porque querían a una chica que se viera inocente, pero que tuviera el tipo de mujer prepago, que cuando le operaran los senos tuviera el carácter de mujer hecha y derecha. Tocaba dar los dos tonos, el de niña inocente y el de mujer adulta y sexy.

-¿Cómo te preparaste para el rol?
Fui muy seguidora de ‘Sin tetas no hay paraíso’, que hizo Caracol en Colombia. Me encantó. También me leí el libro y recurría a éste cuando lo necesitaba. Y el trabajo se hizo de la mano de dos grandes directores, Miguel Varoni y Ramiro Meneses.

-¿Te hiciste algún cambio físico para la telenovela?
La verdad no. Todo fue muy actoral.

-¿Tuviste temor de no mejorar la primera versión?
Sabes que no, nunca lo sentí. Obviamente hay presión porque va a haber comparaciones y es cierto que había que superar o igualar el trabajo de la primera.

-¿Catalina te ha hecho notar como actriz?
Realmente sí. Además, qué rico es hacer tu primer protagónico y que tenga tanto éxito. Agradezco a Catalina porque es un personaje lleno de matices. Empieza como una niña inocente con unas ilusiones en su cabeza que no son las mejores, pero va creciendo como persona y ser humano. Me dio la oportunidad de mostrar muchas facetas a nivel actoral. Me parece súper delicioso (risas).

-¿En contenido, esta versión es mejor que la anterior?
Yo no diría que mejor, ni peor. Sino que por ser novela es más completa, la otra fue una serie. En esta se le da un desarrollo más completo a cada historia, algo que en la anterior tomó un capítulo, acá se trató en diez o quince.

-¿Cuál es tu paraíso?
El paraíso se lo hace cada uno, lo vas construyendo. Vivo en un paraíso hermosísimo, tengo una bella familia, un novio que adoro y estamos mejor que nunca, un trabajo que amo, salud y amigos.

-¿Ahora solo te llegan protagónicos?
Sí, me llegó un contrato de exclusividad de Telemundo y acepté encantada. También hay más trabajo.

-¿Tienes planes de boda con tu novio Sebastián Caicedo?
Sí, cuando terminamos la novela decidimos casarnos (risas). ¡Que no. Mentira! Hasta ahora estamos empezando, llevamos algo más de un año y, aunque es mi complemento perfecto, no hemos pensado en boda. Es una persona muy afín a mi, con mis mismos sueños e ideales. Me encanta, es un papacito (risas).

-¿Te gustaría ser madre?
Sí, pero aún no es el momento. Y trataría de llevar a mis hijos por el buen camino dándoles una buena base de educación. Y espero ser una gran madre consentidora y amorosa.

-¿Quieres hacer cine y teatro?
Teatro lo he hecho y es una experiencia maravillosa, ahora no tengo tiempo para ello. Siempre ha estado la idea de hacer cine, pero cuando lo haga será porque me atrape. Me han llegado propuestas, algunas muy buenas, pero siempre hay desnudos de por medio. En este momento de mi vida no quiero, no quiero desnudarme, siempre lo he tenido muy claro, tal vez más adelante.

-Aparte de actuar, ¿qué más te gustaría hacer?
Estudiar psicología y lo voy a hacer. Además, me asocié con mi novio y tres personas más en una importadora de vino ecológico.


Carmen Villalobos fue Alejandra Paz en ‘Niños ricos, pobres padres’:

Alejandra es una joven hermosa de 17 años, que estaba acostumbrada a vivir una vida modesta pero feliz y tranquila en Miami al lado de Lucía, su mamá. Desde muy pequeña cultivó una relación cálida y muy cercana con ella, que se afianzó con la trágica muerte de Emilio, su padre. Al verse solas, Lucía no tuvo otra opción que comenzar a ingeniárselas para mantener a su hija. Alejandra nunca comprendió por qué a su mamá se le dificultaba tanto conseguir trabajo y por qué, siempre, los trabajos que se conseguía, eran tan mal pagos. Es cierto que su mamá no había estudiado una carrera, pero era una mujer inteligente, e increíblemente recursiva.

A pesar de la estrechez económica, Alejandra y su mamá lograron encontrar un lugar tranquilo para vivir durante casi veinte años. La tragedia de Alejandra comenzó el día en que descubrió, de manera sorpresiva, que su mamá era inmigrante ilegal. A pesar del dolor que le causó el silencio que su madre guardó durante tantos años, tomó una decisión que dejaría a Lucía sin piso y con un gran cargo de conciencia: decidió que acompañaría a su mamá a México, así eso significara dejar la vida que había construido en Miami. Fue así como supo que tenía familia en un país que desconocía por completo: una tía (la hermana de su madre), un primo y un tío político.

Alejandra y su mamá llegaron completamente confundidas y desorientadas a la capital. Al llegar al aeropuerto, y después de esperar pacientemente el carro que supuestamente Verónica había enviado a buscarlas, Lucía no tuvo más opción que tomar un taxi, que era conducido por David, un amable y divertido joven quien, sin saberlo, se convertirá en una persona muy importante en la vida de Alejandra.

La bienvenida que les da su tía Verónica es, al parecer, cálida y amistosa, pero en realidad detrás de la máscara se esconde el profundo odio que la mujer siente por su hermana, Lucía. Alejandra se alegra de conocer a su tío político, Roberto, y a su primo Santiago, quienes se comportan sorprendentemente amables con ella. Santiago se alegra de conocer a su prima y Roberto le anuncia que entrará a la misma escuela en la que estudia su hijo.

Esa misma noche, Alejandra es invitada a una fiesta, con la que sus futuros compañeros celebran el fin de las vacaciones. Al aceptar asistir, la muchacha (sin saberlo) está firmando su sentencia, pues esa misma noche comenzara la tragedia que marcará su vida. Alejandra se sorprende al ver la naturalidad del pesado ambiente en el que se desenvuelven quienes serán sus compañeros de clase. Las drogas se encuentran servidas en las mesas y son el deleite de los adolescentes, que departen mientras se fuman un porro o aspiran una línea de coca. Alejandra le recibe un trago a Miguel y a los pocos segundos comienza a sentirse mal. Nadie se da cuenta de que Alejandra ha sido llevada a una habitación en donde es violada. Marcada por semejante recibimiento, Alejandra comenzará a reconstruir su vida ocultándole a su madre lo que sucedió y tratando de descubrir al culpable de su desgracia, ignorando que se encuentra mucho más cerca de lo que piensa.

Alejandra es una muchacha dulce, pero de recio carácter. Ha tenido que luchar con una vida complicada que ha hecho de ella, pese a su corta edad, una persona sensata y madura. Es inteligente y conoce sus prioridades dentro de las cuales y en primer lugar está el amor y la responsabilidad que siente hacia su madre. Su belleza natural y su simpatía la hacen notar en cualquier ambiente. Es educada y cortés. Se preocupa por los demás y trata de ser generosa y amable con los débiles.

Su abrupta entrada a un mundo desconocido y el traumático efecto de la violación comienzan a cambiar su carácter. Encandilada por el mundo de excesos al que llega, Alejandra parece perder el rumbo y en un momento se deja llevar por la poderosa influencia de sus compañeros, pero en el último momento reacciona y logra retomar las riendas de su vida y salir adelante en un ambiente hostil y muy peligroso por el tipo de tentaciones que ofrece.
  Raportează
Către: ninosricospobrepadres

Mesaj:
Mesajul a fost trimis.
Trimite mesaj Înapoi Nu poți trimite un mesaj fără conținut! Nu este permisă folosirea de cod HTML in mesaje. Mesajul nu a fost trimis din motive de securitate. Va rugam sa ne contactati prin email pe adresa office@sunphoto.ro Mesajul nu a fost trimis din motive de posibil spam. Ati trimis prea multe mesaje in ultimul timp. A apărut o eroare în timpul trimiterii mesajului. Vă rog încercați din nou.