ninosricospobrepadres
596 poze   29877 vizite

Fabiola Campomanes

Pagini: 1 2
0
0
110380
110380
200791931301178757090
200791931301178757090
FABIOLA CAMPOMANES
FABIOLA CAMPOMANES
FABIOLA CAMPOMANES 1
FABIOLA CAMPOMANES 1
fabiola_campomanes
fabiola_campomanes
fabiola_campomanes_1960-461x600
fabiola_campomanes_1960-461x600
fabiola-campomanes
fabiola-campomanes
fabiola-campomanes-370x270
fabiola-campomanes-370x270
pa_fabiola_01
pa_fabiola_01
2nsu9h0
2nsu9h0
ilk4rr
ilk4rr
Pagini: 1 2


Comentarii album • 2
FunKyBarBiE 9 iulie 2010  
asa ma cheama p mne;x
  Raportează
NinosRicosPobrePadres 23 iunie 2010  
En ‘Niños ricos, pobres padres’, Fabiola Campomanes realiza el papel de Lucía Ríos, una mujer de serena belleza, modales y gustos muy refinados a la cual deportan a su país y se ve obligada a encontrarse con su pasado.

Esta talentosa actriz mexicana es egresada del Centro de Educación Artística de Televisa (CEA). Recibió su primera oportunidad para actuar dentro de la pantalla chica en la telenovela ‘Los Parientes Pobres’. A partir de ahí, gracias a su belleza y talento, diversos productores, tanto de Televisa como de TV Azteca, comenzaron a llamarla para incluirla en sus trabajos.

Entre las producciones en las que Fabiola ha trabajado se destacan ‘Imperio de Cristal’, ‘Retrato de Familia’, ‘Los Hijos de Nacho’, ‘Azul Tequila’, ‘La Calle de las Novias’, ‘Agua y Aceite’, ‘El País de las Mujeres’ y ‘Duelo de Pasiones’. También tomó parte en la producción de Telemundo, ‘Ladrón de Corazones’ y recientemente participó interpretando a la villana Thelma Castelo en ‘Las tontas no van al cielo’. En teatro, Fabiola ha participado en diversas obras como: ‘Quietos, están todos detenidos’, ‘Se los dije’, ‘El Protagonista’ y ‘A oscuras me da risa’. En cine, se destaca su participación en las películas ‘De qué lado estás’ y ‘Copacabana’.

Consciente de ser un torbellino visual, la actriz Fabiola Campomanes reconoce que la sensualidad no es cuestión de pose sino una cualidad que ella posee. Acepta que ha destacado por sus explosivas imágenes en diferentes revistas para hombres.

Fabiola Campomanes se casó el pasado mes de junio en Colombia con Rolly Pavi. Y después de varios meses de estar en Colombia, Fabiola Campomanes regresó a su natal México, dispuesta a disfrutar de la compañía de su hija y de la luna de miel que aún no ha podido tener con su esposo, Rolly Pavi, empresario. Aunque se dijo que la artista se casó cuando apenas tenía poco más de dos meses de relación con Rolly, ella prefirió no hablar mucho de su esposo.

-¿Cómo definirías a tu personaje de ‘Niños ricos, pobres padres’?
Lucía es una mamá joven que de alguna manera tenía todo en la familia que creció, pero ella decidió por amor irse de la ciudad en la que nació. Y deportada, tiene que regresar a su país con su hija Lucía, el motor de su vida, y tiene que cambiar de vida y tener que contarle a su hija el amor que vivió y por el que se fue huyendo de allí.

-¿Has vivido de cerca algún caso en el que alguien haya sido deportado a su país de procedencia?
Los mexicanos conocemos muy bien este tipo de historias porque hay mucha gente que se va del país a buscar un sueño americano y tratar de mejorar su vida, pero tienen que regresar a su país en las peores condiciones. En realidad, no me acerqué a ninguna mujer que lo haya vivido, pero he escuchado mucho acerca de estas historias.

-¿Cómo te sientes interpretando a una madre en la telenovela ‘Niños ricos, pobres padres’?
Me he sentido muy contenta con el personaje. Es la primera vez que hago el papel de una mamá y me ha sido muy fácil interpretarlo porque yo también soy madre de una adolescente. Fui una mamá muy joven y creces junto a tu hija cuando eres tan joven, quizás al principio cuesta trabajo por ser un adolescente porque es una gran responsabilidad, pero ha sido la mejor experiencia de mi vida.

-¿Qué tipo de relación te une a tu hija Sofía?
He crecido junto con ella porque juntas hemos caminado hacia nuestra propia independencia. Ha trabajado para salir adelante, es muy luchadora y trato de ser muy honesta con ella por la gran amistad que nos une.

-¿De qué forma has preparado el personaje de Lucía?
He tratado de ser yo misma porque tengo una relación muy parecida con mi hija, a la que tengo con Alejandra (mi hija en la ficción, el papel que interpreta Carmen Villalobos). Yo tengo una relación con mi hija basada en el respeto, en el amor y la comunicación.

-Esta novela trata temas de la actualidad sobre la problemática de los jóvenes, ¿crees que hoy en día tienen más problemas los jóvenes que en años anteriores?
Creo que los jóvenes siempre, no sólo en estos tiempos que vivimos, han tenido sufrimientos en la etapa de adolescencia. Siempre han existido las fiestas, las drogas, la homosexualidad, ...

-¿Crees que la mala educación de los padres influye en los jóvenes que son problemáticos?
No quisiera cargar toda la responsabilidad en los padres y no quisiera generalizar, pero sí tiene mucho que ver la educación de casa, la atención que des a tus hijos. Y si no puedes ocupar tiempo en ellos y tratas de llenar esos espacios con dinero, ellos también agarran sus mañas y cuando crecen ellos sólo querrán recibir dinero. Creo que lo mejor sería tener una relación de comunicación y que ellos se sientan libres para comunicarte sus inquietudes.

-¿Es fácil ser madre?
No es fácil. Y tampoco soportas cuando te cuentan sus primeras relaciones íntimas porque uno es celoso y siempre esperas que no llegue nunca ese momento, pero es parte de la vida y debes de darle una formación para que el día de mañana se vayan y se enfrenten a la vida solos y de la mejor manera. Por eso, hay que tener una relación de amor, respeto y confianza.

-¿Y cómo viviste tu juventud?
Es una época que sigue viva en mí. Tuve muy buenas vivencias en aquellos años.

-¿Cómo te has sentido en Colombia?
Ha sido una experiencia muy linda. Para mí es la primera vez que salí a trabajar fuera de mi país y me lo pasé muy bien en las grabaciones con el resto del elenco de ‘Niños ricos, pobres padres’. Los colombianos me trataron de maravilla, aunque no dejé de extrañar a mi familia y hasta la comida.

-Compartiste créditos con Aylín Mujica, siendo tu hermana en la ficción, ¿cómo fue tu relación con ella?
Ella es una mujer divina. La conozco desde hace muchos años y nos llevamos muy bien; además, las dos nos hicimos mucha compañía, porque platicábamos de que extrañábamos a nuestras familias y a nuestros hijos. Siempre terminábamos llorando juntas, y es que es difícil ser mamá de larga distancia, no está padre, no puedes regañar igual; se angustia uno muchísimo.

-¿Te consideras una mujer sexy?
Todas las mujeres tenemos en nuestro espíritu una fuerte dosis de seducción. A veces unas la desarrollamos más que otras o simplemente le tenemos menos miedo.

-Te casaste recientemente con tu novio Rolly Pavia, ¿qué significa el matrimonio para ti?
Creo en el matrimonio con todo mi corazón, quería casarme por toda la magia que implica establecer un compromiso de amor con tu pareja.

-Ya has posado desnuda en tres ocasiones para revistas para hombres, ¿no te da vergüenza verte en paños menores?
Soy una mujer atrevida y aventada que sabe muy bien lo que quiere. Me gustó mucho el resultado, me sentí muy tranquila, a gusto, muy libre y muy natural.

-¿Por qué decidiste salir en esas revistas?
Porque me siento bien como mujer, porque estaba en el mejor momento para hacerlo, porque creo que a mí me ha ido muy bien en esa línea y creo que tengo mucha gente que me sigue en ese rollo. Además, cada quien va dirigiendo su carrera en lo que mejor le va y a mí me va muy bien. Siempre he defendido que soy una mujer muy libre, más que nada. Ésa es la verdadera razón por la que hice estas fotos: porque me siento libre. El cuerpo no es más que un cuerpo que me prestaron en esta vida.

-¿No temes que te cataloguen como una cualquiera por mostrarte al natural e incluso se atrevan a hacerte propuestas indecorosas?
No. Ya me encargaré yo de hacerles ver su error. Si alguien cree que por posar desnuda tienen el derecho de pasarse de listos, pues se llevarán una desagradable sorpresa.

-¿Tienes planes futuros después de haber participado en ‘Niños ricos, pobres padres’?
Ahorita no quiero saber nada de trabajo. Tengo muy poco de estar en México y quiero disfrutar de mi familia, de mi marido y de mi matrimonio. Igual hago un comercial, pero no quiero engancharme en una telenovela. Necesito un receso, un respiro para gozar ahora mi vida personal.

-¿Y qué planes tienes con tu familia?
Quiero darme un tiempo para vacacionar, para irme de luna de miel, para disfrutar mucho a mi marido.

-¿Cómo es tu marido, Rolly Pavi?
Nos casamos en Colombia, pero él no tiene nada qué ver con el medio artístico y no quiero dar más detalles.


Fabiola Campomanes fue Lucía Ríos en ‘Niños ricos, pobres padres’:

Lucía era muy joven cuando se enamoró de Guillermo Sanmiguel. Acababa de cumplir dieciocho años cuando éste le pidió que fuera su novia. Ni los ruegos de su madre ni las duras palabras de su padre, convencieron a Lucía de dejar a Guillermo. Pero la joven pareja no alcanzaba a imaginar los alcances del padre de Lucía, Raúl Ríos, quien, actuando a espaldas de los jóvenes, logró alejar a Guillermo a punta de mentiras y amenazas. La pareja terminó con una agria y fuerte discusión y Lucía se alejó de su amor pensando las peores cosas de él, inocente de que su padre había sido el artífice del engaño. Pero sin darse cuenta, el mismo padre de Lucía se encargó de volver a alejar a su hija pues fue precisamente en ese momento de vulnerabilidad que la joven conoció a Emilio, el hombre con quien más adelante se escaparía para los Estados Unidos y con quien tendría a Alejandra.

Emilio era uno de los subalternos de Raúl Ríos. Lucía lo conoció en uno de los tantos cócteles que organizaba su padre y él fue el único que logró sacarle una sonrisa desde que terminó con Guillermo. A pesar de tener aún sentimientos encontrados por Guillermo, se embarcó en una relación con Emilio y, cuando menos se dio cuenta, estaba aceptando su propuesta de fugarse con él a los Estados Unidos. A Lucía, una joven de buena familia, criada para ir a la universidad, casarse y darle nietos a su padre, la idea de escaparse le pareció excitante en medio de su monótona y aburrida vida: La relación con su padre iba de mal en peor y para colmo de males don Raúl tampoco aprobaba su relación con Emilio.

A pesar de no estar completamente enamorada, y como un acto de rebeldía, Lucía decidió que fugarse con Emilio era la solución a sus problemas, seguramente con el tiempo su padre terminaría entendiéndola y la relación con su familia mejoraría. Pero no fue así. Verónica se encargó de convencer a sus padres de que el acto de Lucía no tenía perdón. Lucía, dolida, decidió que su familia era cosa del pasado, algo para olvidar, y nunca le revelo a Alejandra su existencia.

Su vida en Miami fue tranquila, con pocas comodidades, pero con el suficiente amor para que Alejandra creciera rodeada de mimos, comprensión y con unos padres que se quisieron bien hasta que Emilio falleció víctima de un infarto.

Eso era lo que Alejandra veía, o mejor dicho, lo que sus padres querían que ella viera. La realidad era otra. A pesar de la tranquilidad en que vivían, Lucía nunca amó a Emilio. El fantasma de Guillermo la persiguió durante todos sus años de casada y esto generó muchos problemas en la pareja. Como si fuera poco, su condición de inmigrante ilegal le hizo la vida más difícil, pero como pudo se las arregló para mantener el secreto durante veinte años.

Ahora, deportada y sin un peso, Lucía se ve obligada a empezar de nuevo. Pero de todos los problemas, ese es el menor, pues su llegada desempolva una cantidad de dilemas para esta mujer quien se enfrenta ahora con su hermana, que aún no la acepta, y con Guillermo, el amor de su vida, quien ahora está casado y tiene una familia.

Lucía entrando en su madurez es una mujer de serena belleza, que tiene 38 años. Los años difíciles le han enseñado a tener en perspectiva lo que es o no importante en la vida. Por venir de una familia adinerada tiene modales y gustos muy refinados, aunque generalmente no puede disfrutar de ellos por su precaria condición económica. Viste discreta pero elegantemente arreglándoselas para conseguir en las rebajas de las tiendas lo más apropiado y posible para su gusto. Los años de matrimonio y privaciones le han hecho olvidar lo atractiva que puede ser, pero en su nueva vida comenzara un proceso de reconstrucción de su imagen que finalmente le devolverá el esplendor de su perdida juventud. Lucía es una mujer tranquila y trata de evitar los problemas analizándolos desde todas las perspectivas, pero enfrentada a la hostilidad de su hermana y de Mónica, la esposa de Guillermo, tendrá que sacar lo mejor de su arsenal para resistir las agresiones de las dos poderosas mujeres.

Por otro lado, Lucía es una excelente trabajadora, amiga fiel y confidente sólida. Su debilidad es Alejandra y por ella es capaz de hacerse matar. Al ver a su hija atacada por todos los flancos, Lucía se convierte en una verdadera fiera y en una actitud suicida se enfrentará a sus peores enemigos, incluyendo los fantasmas del pasado
  Raportează
Către: ninosricospobrepadres

Mesaj:
Mesajul a fost trimis.
Trimite mesaj Înapoi Nu poți trimite un mesaj fără conținut! Nu este permisă folosirea de cod HTML in mesaje. Mesajul nu a fost trimis din motive de securitate. Va rugam sa ne contactati prin email pe adresa office@sunphoto.ro Mesajul nu a fost trimis din motive de posibil spam. Ati trimis prea multe mesaje in ultimul timp. A apărut o eroare în timpul trimiterii mesajului. Vă rog încercați din nou.